domingo, 6 de marzo de 2011

Fragmentos II



No sostengo los vértigos.
No resisto la agresión.
No soporto la sangre fría.

Sin embargo
tu sangre fría me oprime.


No sé maniobrar con el olvido
y me escondo en las trincheras  de lo escrito

No me disfrazaré de lechuza.
Ni de pez con dientes afilados,
ni siquiera de verdugo:

el perdón es todo lo que tengo.

No borraré mi caos.
Me resigno a dejar que te bese mi tristeza

que sí ves mi alegría
no sea dibujada
que si zapateo en la oscuridad y me ilumino
sea el reflejo de  mis runas
y no de tu apatía

Y salvo que te amo nada más te digo:

renuevo  con tu dureza mi poesía,
con tu cinismo el mejor de mis poemas,
mi entredós asonante,
si te ayuda,
para que no mueras solitario.

No me proscribas.
Tu paranoia me hiere.

tengo bajo mis pies tus cenizas
las tengo bajo mis pies
y queman
quema tu ausencia
y resisto
descalza borroneo
escribo - me duele cada estrofa
y escribo

2 comentarios:

Maria Laura dijo...

Como me alegra volver a encontrarme con tu poesia, compañera poetica de la pagina azul!..
Un abrazo.

RAMÓN dijo...

Es simplemente perfecto... Me encanta...