viernes, 25 de enero de 2013

Alegoría (de la ilusión)


Eso que se concentra en mis pestañas
y me induce a frotarlas
sin resistir su ardor
¿y cómo es la voz que representa?
como una mujer
empapada del fatigoso día;

es un pliegue pequeño
indivisible en la esquina indivisible,
ajeno a las ideas, 
sin perder de vista a las nubes .
Flotando tras el espejo 
entre la bruma, 
sobre la mente y la lengua ajenas 
El aire de la barda es un paréntesis:
invisibles espinos invisibles
¿Hacia dónde miran los que miran?
¿A quién se echa de menos?

- mejor no digo nada- 
pienso - nada sitúa mejor que una ilusión – 
pienso del mismo modo

No hay comentarios.: