lunes, 4 de julio de 2016

Al otro lado de la conciencia

Al otro lado de la conciencia


Conozco las grietas
entre la palabra y el silencio:
no es lo mismo aquélla voz lejana
que esta flojera desmedida


Tal vez después de andar de arriba abajo,
reconozca una zona rugosa:
como una ilusión a mis espaldas.
Y entonces halle la voz perdida
que me salve de esta apatía
donde escasamente sobrevivo.

Los papeles habitan el rincón de los papeles
y afuera las nubes
se derrumban como pájaros heridos.
Los espacios se mezclan de manera espontánea;
los ojos se lanzan al otro lado de la conciencia
y desde el hueco que está arriba
el sol se cae,
y otro elemento
y otro
y otro
hasta que el cielo completa su bostezo

No hay comentarios.: