domingo, 19 de junio de 2011

Leyenda de un hombre grande


Cuenta la leyenda que muy pero muy lejos, allí donde el cielo se funde con la tierra, vivía un hombre sabio, cuya edad era imposible de calcular. Desde remotos sitios del planeta, llegaban a diario hombres y mujeres solicitando su consejo y opinión sobre diversos temas. Y una tarde de mediados de Junio, con el sol entibiándole la espalda, llegó hasta su puerta un joven de nombre Mateo. Y al ver al hombre sabio allí, fumando tranquilamente su pipa con la mirada abrazando la distancia, le preguntó:

- ¿ Dónde aprendiste lo que enseñas? –

- Tuve hijos amigo mío, muchos hijos – contestó el hombre sonriéndole a través del humo embriagador de una pipa.-

Mateo entonces lo miró sin comprender y acercándose aún más al anciano, lo interrogó nuevamente:

- ¿ De qué hablas?..¿Qué tiene que ver la paternidad con todo lo que tu sabes?...-

- Mucho hijo mío; tiene todo que ver en realidad..-

El joven entonces, cada vez más intrigado, se sentó junto al hombre sabio y susurró:

- Vine buscando respuestas pero no entiendo de qué me hablas...-

- ¿tienes hijos? – preguntó entonces el hombre sabio.-

- No –dijo Mateo – aún no.

- Por eso no entiendes ...Vuelve cuando así sea.-

Mateo se sintió ofendido por aquella respuesta y entonces contestó:

- No tengo hijos pero eso nada tiene que ver. Mi padre es un buen hombre pero no sabe todo lo que tú...

- Así es que, eso piensas. Bien. Entonces debes saber que justamente en eso que piensas, se encuentra tu mayor error. Y te diré porqué:

“ Cada padre es un universo de sabidurías e ignorancias luchando afanosamente por vencer el temor de no saber cómo afrontar una tarea tan maravillosa y difícil como criar un hijo.

Y la paternidad, sabes, finalmente es sólo un simple acto de amor y fecunda intuición.

El mejor padre no es el más sabio, sino aquel que pone su amor y su esperanza por encima de todo aquello que aún ignora”.

Y ahora vete. Y si ves a tu padre, abrázalo muy fuerte. Y si ya no lo tienes, abrázate al recuerdo más intenso que de él guardas. Y si aún no lo eres, brinda por cada padre que conozcas y eleva una oración para que antes que sabio, sea simplemente un ...Padre.-

¡¡FELIZ DIA PAPAS!! y ese de la foto...es el más más, mi viejo cuando era un pibe.
Ahora es un ángel en el cielo...te amo viejo!





1 comentario:

metgaladriel dijo...

Meto la cabecita por aquí para avisarte de que tu blog ha aparecido en red de blogs de la Musa y el Espiritu http://lamusayelespiritu.blogspot.com/2011/06/red-de-blogs-5-1-blog-2-blogs-3-blogsla.html Espero que te guste y que recibas muchas visitas.
Un beso