viernes, 31 de agosto de 2018

CÓNCAVO

4to premio "17° Certamen Internacional de Poesía" Editorial Mis Escritos


El andén lunar cuaja en lo alto,
allá donde la madrugada se maquilla
y juguetea con gramáticas picantes
Yo tenía un corazón de trapo
y jugaba a la rayuela
entre las hojas de un texto de Pessoa
Era siempre la noche
rezongando en las sombras de los escalones
Mientras él levantaba
“las piedras del camino” yo plantaba mi alma
a la orilla del río
Me atrajo su mirada de carbón encrespado
pero hace ya tanto tiempo
que olvidé su perfume
Universos, avenidas y cosechas de olvido
y de eclipses perpetuos
Hoy el viento florece azul, boca arriba.
Mi corazón de trapo se desgarró en jirones espigados
aleteando como pájaros ciegos
Ahora apenas tengo un concavidad
o algo así
Soy una rara mezcla de ideas y conceptos
 que ya no cuaja. Sólo se estira
como un golosina enredada en el viento

vagando en el andén de la luna



martes, 14 de agosto de 2018

Remiendo

En tardes como ésta,
cuando se olfatea la hierba nueva
y la brisa trae cenizas
de algún leño quemado,
te añoro.

Tibios dedos me transitan
perpendicularmente
- cierro los ojos y los veo –
como resinas
navegando en mi sangre
Como soplo
arrullando mis sentidos.

Y así zurzo el amor
en el revés de la luna o tal vez,
en la opaca distancia
de una despedida.

lunes, 13 de agosto de 2018

En el nido



Resultado de imagen para nido de colibriSe rompen puertas
en el revoloteo
de unos ojos anochecidos,
en la sustancia callada
En el verso que
borroneo
y que al bajar la vista
me humilla
y al elevar la mirada
me asfixia

El nido es el encuentro
tan allá y tan aquí.

Y suceden todavía
los brotes
y la llovizna
Y la nostalgia
 que todavía me soporta.

sábado, 14 de abril de 2018

La irreflexiva claridad del poema


"El no saber sabiendo es la característica de la poesía.
El poeta muchas veces se sorprende de lo que escribe
y se entera de lo que le pasa leyendo lo que escribió."
Juan Gelman.-

     
Se esconde allí
entre las cenizas que cubren la maraña confusa de los versos,
en los fluidos ingrávidos que enfrían y ablandan el cerebro,
en las comarcas estacionarias del tiempo que no cesa       

Alba o tinieblas, las pupilas lúdicas
sobre la presuntuosa oscilación de algún satélite,
de una presencia - ajena a la imagen del tiempo -      
Un dar a luz los sonidos
absorto en el manuscrito del alma que libera la metáfora

Alba o tinieblas, desprotegida,
allí donde la piel se abre en preguntas, 
aquietando raíces, límites,
sístoles y diástoles,
renunciando a la seguridad de la palabra llana

¿Cómo liberar las voces de su fórmula tácita?      
¿De qué profecía virtuosa de lo extraordinario
 descienden los sonidos aprehendidos
y pululan en las palabras hasta confesarse?
Pueblan las preguntas el hastío
como estrellas sobre la extensión de la noche

Pero antes o después
 se ve un camino sencillo y despejado
que abre los poros;
conduce a bucear entre corales de sílabas
como un delfín iluminando sales y espuma.

(2012)


miércoles, 15 de noviembre de 2017

Trilogía - Alegoria del Roce, de la Ilusión, del Olvido

Alegoría (del roce)
La rebeldía de un roce
las burbujas en la piel
en el pubis
La hosca evidencia de haber fallado
Las prendas a un costado y
un gemido áspero,
un temblor.
Ella que ondula desmedida
Y él que perfecciona
los duendes y el gemido
y cala la armadura del vientre
Se ahuecan
las madrugadas
las inquietudes del viento
la saliva en los botones
Siempre hay roce y hay sudor
 - siempre hay-
incluso rebeldía
Él devora el verdor de ese clamor
y ella interrumpe el ruego
- aguanta -
y da vueltas en la cama.

 Alegoría (de la ilusión)
El aire de la barda es un paréntesis:
invisibles espinos invisibles
Se concentra en mis pestañas
y me induce a frotarlas
Es un pliegue pequeño
indivisible en la esquina indivisible
Ajeno a las ideas,
sin perder de vista a las nubes,
flotando tras el espejo
entre la niebla
Sobre la mente y la lengua
ajenas
¿Hacia dónde miran los que miran?
¿a quién se echa de menos?
- mejor no pregunto nada-
E ilusiono

Alegoría (del olvido)
Mis ojos respetan el alba
y mi deseo es de él
y es mío el absoluto
Finge una sombra con su lengua
y yo transito mis laberintos
exigiendo una razón
Me hallo entre el alba y el absoluto
Todavía me rondan diversas figuras;
los escenarios desembocan
en mis manos
De ambos soy el continente:
del alba y del absoluto
El anonimato me prescribe
- mejor no voy ni vengo -
Y olvido

Ilustración de mi autoría, sobre la base de imagenes de Google

martes, 3 de octubre de 2017

De arriba abajo con el alma

Si abrir el corazón
a las cumbres que el cielo desteje
confunde en la aurora mis torpezas,
me declararé animal salvaje
Maleza o nube
Nada de historia antigua;
de bálsamos minerales
o de añoranzas
El corazón me va de puerta en puerta
de arriba abajo con el alma
Lo mío es ser apretando olvidos,
como un torbellino de mariposa inquieta
y andar por laberintos de arco iris
con eso de la aspereza
y de la lluvia